impresión térmica directa vs transferencia térmica

¿Cuál es mejor, la impresión térmica directa o la impresión por transferencia térmica?

28 enero, 2019

Cuando vamos a comprar una impresora de etiquetas, nos encontramos con impresoras que imprimen a la misma resolución, a la misma velocidad y que utilizan la misma medida de papel pero que se diferencian en el método de impresión; dependiendo del uso que le vayamos a dar tendremos que decidir entre una impresora de transferencia térmica o térmica directa. Veamos cuáles son las particularidades y diferencias de cada una de ellas.

¿Qué diferencia la Impresión Térmica Directa de la de Transferencia Térmica?

La impresión Térmica Directa aplica calor directamente desde el cabezal sobre la superficie de la etiqueta que cambia de color por medio de una reacción química al contacto con el calor, por lo que estas impresiones son mucho más sensibles a la luz, al calor, etc., lo que reduce considerablemente la vida útil de la etiqueta o material impreso. En cambio, la Transferencia Térmica utiliza una cinta de tinta (Ribbon) que es calentada y esto permite imprimir en diferentes superficies (etiquetas plásticas, tela, polipropileno, etc.), con lo cual en este sistema permite las impresiones son más duraderas.

¿Cómo sé qué tipo de impresora elegir?

La impresora térmica directa no utiliza cartuchos de tinta, tóner, ni cintas; la impresión la produce directamente el cabezal de la impresora. Las impresiones realizadas con impresoras de tecnología Térmica Directa, pierden el color con el paso del tiempo. Si la etiqueta está expuesta a condiciones climatológicas muy variables, a altas temperaturas, a la luz o a otros catalizadores, la etiqueta se oscurecerá y hará que sea muy difícil leer su contenido, ya sea texto, códigos de barra, códigos QR, etc. Por ello, la impresión térmica directa no es aplicada a etiquetas que tengan que ser legibles durante mucho tiempo.

¿Cómo se usa cada tecnología de impresión?

Esta tecnología se usa normalmente en agencias de transporte para la identificación de los bultos, en centros sanitarios para la identificación de los pacientes (tanto en pulseras como en etiquetas) o para acreditación de visitantes, entre otros. En conclusión, se aplica en las impresiones que no han de perdurar en el tiempo.

Las impresoras por transferencia térmica utilizan como consumible una cinta de tinta (Ribbon) que con el calor del cabezal hace que derrita la tinta sobre el material impreso para dar forma al código de barras, texto, etc. Esta técnica hace que la superficie impresa tenga una durabilidad inigualable por ninguna otra tecnología de impresión a demanda.

Este tipo de impresoras son las más utilizadas ya que permiten más variedad de materiales que una impresora térmica directa. Entre ellos, poliéster, polipropileno, adhesivos y papel con muchas variables, para asegurar la máxima calidad de impresión y el máximo rendimiento de la máquina. Eso sí, hay que asegurarse siempre de seleccionar la cinta de tinta (Ribbon) correcta para cada tipo de material.

La aplicación de este tipo de impresión se utiliza en múltiples sectores ya que los usuarios pueden crear impresiones que resistan temperaturas extremas o que se encuentren expuestas a ultravioletas y productos químicos. Además, también pueden ser utilizadas para la identificación permanente, etiquetado de bienes, muestras de laboratorio, almacenamiento en frío o calor, congeladores y exteriores, así como para etiquetas de certificación.

Como mencionábamos anteriormente, para estas impresoras existen diferentes tipos de cintas de tinta (Ribbon), según el material que queramos utilizar. Como norma general los más utilizados son cera, resina o mixto (cera y resina). Veamos para qué aplicamos cada uno.

  • Los Ribbon de Cera se utilizan para la impresión de etiquetas adhesivas de papel y para impresiones de códigos de barra o códigos QR; pero nunca para aplicaciones ambientales adversas, tales como exteriores, lugares húmedos o con altas o bajas temperaturas.
  • Los Ribbon de Resina se utilizan principalmente con etiquetas adhesivas sintéticas logrando una impresión muy resistente a ambientes nocivos, tales como lugares con variaciones de temperatura extremas, elementos abrasivos, grasos y gran resistencia a la fricción. La característica más importante de este tipo de cinta de tinta es la durabilidad de la impresión en etiquetas adhesivas plásticas de Polipropileno o Poliéster.
  • Los Ribbon mixtos (Cera/ Resina) se utilizan tanto en etiquetas adhesivas de papel como en etiquetas plásticas o sintéticas, consiguiendo una impresión de mayor resistencia a productos químicos, humedades o variaciones de temperatura.

¿Qué tipo de impresión nos resulta más económica?

Por lo general, tendemos a creer que la impresión térmica directa es más económica ya que no precisa de consumible (Ribbon), pero realmente el cabezal de impresión sufre mayor deterioro al imprimir directamente en el cuerpo de la etiqueta. Además, como la etiqueta es más gruesa que el ribbon, el contorno de cada una lo golpea constantemente por lo que la durabilidad del cabezal es más corta.

Esto implicará un reemplazo de este en un periodo de tiempo inferior que en una de transferencia térmica. Para decidirse por una de ellas hay que valorar la cantidad de impresiones que realizará además del tamaño de etiquetas que utilizará.

 

Conclusión

Seleccionar la etiqueta adecuada y la impresora con la tecnología correcta asegura que tendremos un proyecto de identificación funcionando sin contra tiempos. Los tiempos perdidos por la paradas para solucionar inconvenientes terminan impactado de manera importante en todo el ciclo de la solución. Debemos identificar correctamente lo que mas se adapta a nuestra necesidad y calcular en el retorno de inversión los tiempos perdidos por parada improductivas, intentos fallidos de lectura, perdida de la información e incluso errores en las tomas de decisiones por no contar con los datos adecuados.

Recordemos que existen diferentes materiales para imprimir las etiquetas tales como papel, polietileno, poliester, polimidas, polipropileno y una gran variedad de adhesivos con características adecuadas para cada aplicación.

Las impresoras usadas también vienen en variedad de formatos adecuándose al tamaño de la etiqueta, si esta es de impresión directa o térmica, la velocidad de impresión, y la portabilidad que se requiere.

Solamente la selección adecuada de todos los componentes: etiqueta, tecnología de impresión e impresora  nos brindaran la mejor implementación del proyecto ahorrándonos muchos contra tiempos y dinero.